viernes, 30 de noviembre de 2012

Ensayo de Definicion de un Negocio








INDICE




 

 

 

 

INTRODUCCIÓN



           El objetivo principal de escribir el ensayo sobre la Definición del Negocio es conocer detalladamente como se originó, porque y para que se ha utilizado dicho criterio, conocer sus fundamentos, herramientas, sus obstáculos y barreras, como definir correctamente e  implementar un nuevo negocio de cualquier tipo y saber decir correctamente cual es el negocio de nuestra empresa.
          En la elaboración de mi ensayo recurrí varios libros que tratan sobre negocios y sobre implementación de nuevos negocios y estrategias, encontré información muy importante y al analizar cada uno de los enfoques que brinda cada libro, pude identificar que siempre se basan y concluyen en que la base fundamental para crear un negocio, es saber definirlo
          Si conocemos nuestros elementos clave para definir nuestro negocio, será más sencillo elaborar la premisa que contendrá el fundamento claro de nuestro negocio. Lo más importante antes de definir un negocio será contemplar todos los escenarios posibles y que nuestra definición sea estratégica.






ENSAYO DEFINICION DEL NEGOCIO


     En este mundo así como viene y va la información, así surgen y desaparecen diferentes negocios, pero muchas veces no nos damos cuenta que es realmente un negocio, muchas veces pensamos que con decir que se vende cierto producto es definir el negocio que tenemos a disposición para nuestros posibles clientes. Iniciare entonces con la definición de lo que significa realmente un negocio.

CAPITULO I

¿QUE ES UN NEGOCIO?


     Como definición primordial varios autores como por ejemplo (Ayala Luis, 2011), (Rivera José, 2005) dicen que un negocio consiste en una actividad, sistema, método u forma que se realiza para poder obtener dinero, esto siempre a cambio de ofrecer alguna forma de beneficio para otras personas. También indica (Rivera José, 2005) en su libro de “Armando el Puzzle” que es muy fácil definir un negocio erróneamente solo por la actividad que se desempeña en la empresa. De igual forma en este libro es citado el padre de la Administración Peter Druker, quien indica que en nuestras mentes es muy sencillo asociar el concepto de negocio por los tipos de productos que se venden.
     En determinado caso, estoy a favor hasta cierto punto, ya que cuando se tiene el completo conocimiento sobre administración de empresas y sobre el teje y maneje de un negocio, si es indispensable que se conozcan las raíces o el corazón del negocio. Pero pienso que es injusto el decir que es erróneo definir el negocio, por el tipo de actividad.  Dado que debemos desenvolvernos en diferentes ambientes y a ellos  conlleva ir a lugares donde nuestro personal sabe que trabaja para una empresa que elabora cierto producto, en este punto se cae en las deficiencias o debilidades del departamento de información de la empresa o desde la inducción de recursos humanos.
     Si bien es cierto, se debe saber en qué se trabaja, o que es realmente lo que yo como empleado realizo, para complementar las necesidades de los clientes que utilizan el producto que mi empresa distribuye, entonces desde que una persona inicia el proceso de reclutamiento y selección se le debe dar la información de forma clara y dependiendo el rol a desempeñar, especificar cuál es el negocio de la empresa o cuantos negocios se tienen, en dicha empresa, para que el nuevo aspirante pueda asimilar de forma correcta lo que se le indica y cuando se encuentre ya en las labores le sea más fácil decir cuál es el negocio donde se desenvuelve.
      Entonces teniendo claro que cada vez que se realice un intercambio ya sea de accesorios o servicios y se reciba un beneficio remunerativo, estamos haciendo negocio. Podemos entonces decir cuando se nos pregunte de que se trata nuestro negocio o en su defecto cuál es el negocio de la empresa para la cual laboramos, sabremos decir que son las necesidades que se cubren al elaborar cierto producto o desempeñar diversas actividades.
     Un negocio puede llevarse a cabo desde cualquier lugar, en cualquier momento y con cualquier artefacto que sea necesario para las personas que estén dispuestas a intercambiar dinero por satisfacer sus necesidades.
     Es en este punto, donde tendemos a confundir los conceptos de lo que hacemos y de lo que vendemos, a groso modo.  Ciertamente he aprendido que para poder transmitir correctamente la idea ya sea de un nuevo proyecto o negocio, debo ser lo más clara y precisa, sin necesidad de utilizar leguaje rebuscado o caer en lo coloquial, pero también se debe saber en qué lugar se deben utilizar ciertas palabras para transmitir el rol de nuestro negocio. Y tengo que saber emplear las enseñanzas del Dr. Peter Druker, que con la práctica se va familiarizando uno con dichas definiciones.
     También he aprendido que se debe contemplar todos los escenarios posibles y disminuir las confusiones entre los empleados, que serán quienes dirán que se trata nuestro negocio o cual es el enfoque de nuestra organización.
     En muchas ocasiones me pregunte, ¿Entonces, porque el afán de definir el negocio? ¿si es claro para mí, porque no para los demás?. Entonces comprendí que si no se explica correctamente que es el negocio hacia donde se dirige y en que se enfoca, entonces todo el trabajo que yo haga como empresaria, como líder del proyecto puede no tener sentido y es tan sencillo comprenderlo ahora, porque entonces si no se especifica correctamente lo que se hace, no se comprenderá que se debe hacer en casos críticos que puedan darse, dejándonos entonces en la incertidumbre y por lo tanto llevándonos al fracaso de nuestro negocio.
     Es entonces el motivo por el cual definir un negocio es la base de todo, porque entonces defino mis reglas, mis prioridades, mis debilidades, evalúo todos mis alcances, mis posibles éxitos y me puedo enfocar directamente a cierto mercado o así mismo pensar cual será mi ventaja competitiva contra mis adversarios.  Es muy importante definir de forma clara, precisa, congruente y agradable que es un negocio.
     Dado que se pueden dar casos que incluso en el afán de querer saber que es un negocio y como definirlo solo podamos encontrar varios conceptos, pero si no asimilamos de qué se trata, o el porqué de hacerlo estaremos nadando contra la corriente.
     Ahora bien, sabiendo que es importante saberlo definir, entonces, procederemos a conocer cómo se debe crear la definición de un negocio.

CAPITULO II

¿COMO SE DEFINE UN NEGOCIO?


     Citando nuevamente al profesor Drucker, leído desde el libro de Armando el Rompecabezas, el indica que “Nada parece más simple y más obvio que responder a la pregunta, cuál es el negocio de una empresa. La pregunta parece tan simple, pero rara vez, se formula; la respuesta tan obvia”.  Pero entonces, quien dio las bases del juego, para definir el negocio.
     Esto ocurre con tanta frecuencia, que incluso a mí me sucedió, a pesar de haber leído el concepto, y varios libros aun caí en indicar que el negocio de la empresa para la cual trabajo actualmente se dedica a la venta de agua.
     Siendo este criterio completamente un error, según los expertos, sin embargo a simple vista es lo ideal, indicar que es lo que vendemos, que es lo que hacemos, pero en el mundo de los Negocios, en sí no es válido el criterio inculto al indicar el objeto que se vende.
     Puede parecer no muy justo, el decir que caemos en un ambiente inculto, el definir el rol de nuestro negocio diciendo “yo vendo agua”, ya que estamos acostumbrados a decir las cosas como las vemos, y no se nos ha educado de la forma correcta para expresar ciertos criterios.
Así mismo no es justo que por complacer el entendimiento general, perdamos el enfoque de lo que realmente es nuestro negocio.
     La  importancia de definir correctamente un negocio nos dará una ventaja, no solo para obtener más clientes, si no para posicionarnos en un estante de alta calidad, la imagen que demos al indicar que es lo que hacemos nos dará el valor agregado, que en estos dorados tiempos es tan necesario tener, para poder atraer clientes. Claro está, esto es bajo mi criterio, ya que la definición correcta de un negocio sirve para crear estrategias claras, y saber el camino que se seguirá, para que nuestra competencia tenga un rival único y difícil de igualar y / o derribar.
     El decir que se puede perder el enfoque de las estrategias, por la falta de definición correcta de un negocio, puede sonar algo muy exagerado, pero realmente, cuando se tengan las herramientas para desarrollar o implementar una estrategia nos daremos cuenta que es realmente necesario saber definir nuestro negocio, ya que al implementar la estrategia que hayamos desarrollado, necesitamos de todo nuestro equipo alrededor y de cómo lo interpreten ellos se basara el éxito.
      Ya que al ejecutar nuestros proyectos necesitamos de todo el personal involucrado y es necesario que ellos conozcan claramente no solo la visión y la misión de nuestra empresa, si no también lleven en sus mentes y asuman empatía con los objetivos de la empresa y nuestro negocio en particular, ya que una empresa puede dedicarse a diferentes negocios.
     Es increíble saber que muchas empresas o proyectos de dichas empresas hayan fallado en implementar ciertos cambios, o la apertura de nuevos negocios por no tener claro a qué se dedica una empresa.
     Para mí, el fin de definir correctamente un negocio es como encontrar el núcleo central de nuestro proyecto, ya que una vez definamos nuestras actividades, nuestros procedimientos, podremos impactar a nuestros clientes y no solo a ellos, también llamaremos la atención de los no clientes de nuestra empresa. Si bien es cierto el criterio de Negocio para mi es la base de lo que nosotros vayamos a ejecutar, no se debe olvidar él porque será importante para la persona que lea este documento o que acaba de inventar un nuevo producto y desea lanzarlo al mercado.
     Ya con esta información, pues entendemos que es lo que debemos hacer, pero muchas veces no sabemos cómo hacerlo, no conocemos las herramientas necesarias para poder definir correctamente un negocio, nuevamente hago mención a lo que leí y consulte en el libro de Armando el Rompecabezas los elementos que nos recomiendan utilizar para poder definir correctamente un negocio. Tome como base la figura no. 1 que puede consultar en la tabla de anexos.
     Según en esa grafica podrá encontrar claramente cómo es que se debe enfocar uno para poder definir correctamente un negocio, las preguntas que debo realizarme para poder definir correctamente mi negocio son:
     ¿Qué ofrezco? Con esta pregunta debo determinar la oferta de la empresa, entendiendo no los productos, si no los servicios o actividades que se ofrecen.
     ¿A quién se los ofrezco? En esta parte debo seleccionar correctamente mi segmento de clientes que optaran por mis productos para satisfacer sus necesidades.
     ¿Cómo compito? Debo identificar cuáles son los atributos del segmento de clientes a los que nos enfocamos.
     A mi parecer también cabe hacernos la pregunta:
     ¿Contra quienes compito? Esto para poder reforzar mis debilidades, no enfocarme de lleno a eso, si no también encontrar soluciones para poder estar siempre un pie delante de dicha competencia.
     Ya con los elementos bien definidos, pues ya puedo definir mi ámbito de competidores y proveedores, me llamo mucho la atención la forma en que enfoca el libro de Armando el Rompecabezas el giro correcto, si bien el nombre de dicho libro lo indica, se va paso a paso, armado el rompecabezas de nuestro futuro negocio. Sin embargo también me llamo la atención la forma en que complementa los conceptos el libro de la Estrategia del Océano Azul.
     Cada cosa en su lugar y en su momento oportuno, me debo enfocar en mis competidores, sin embargo no debo perder tiempo en ver como los saco del mercado, sino debo ver como cubro las necesidades de los no clientes tanto míos como los de dicha competencia para poder estar al frente, si bien es cierto, se debe saber quién es la competencia, no solo por salud de la empresa, si no por cautela y poder tener estrategias de respaldo que por cualquier acción que ejecute dicha competencia.
     Pero tampoco deberé gastar mi recurso más preciado, que es el tiempo en ver como derribo a mi competencia, si no que con astucia observarla y con cautela ejecutar mis pasos estratégicos.
     En cuanto a definir mis proveedores, debo saber quién puede satisfacer completamente mis necesidades y ver qué impacto puede tener para mi bolsillo el que dichos proveedores puedan cambiar las reglas del negocio para mí.
     Pero que tan fiable pude ser seguir la gráfica que expuse, porque no mejor utilizar conceptos diferentes, como dice el  (Dawson Roger, 2004) en su libro El Arte de la Negociación, si sabemos que es lo que negociamos será más fácil definir elementos clave que nos ayude a encontrar las palabras adecuadas en dichas definiciones.
    También debemos tomar en cuenta que por muy planteada o especifica que sea nuestra idea, de nuestro negocio, debemos convencer a todos, de nuestro ideal y así que todos sigan un solo camino. Y que dado el arte de negociación podamos definir correctamente nuestro negocio.
    Parece redundante las definiciones que proporciona (Dawson Roger, 2004) dado que estamos acostumbrados a ver siempre desde el punto de vista administrativo, lógico.  Pero no nos hemos puesto a pensar que debe influir demasiado como se presente la propuesta de nuestro negocio. Muchas veces nos encontraremos con personas que son muy cerradas en sus ideas y tendremos que ver como definimos estratégicamente nuestro negocio.
     Considero que lo que se debería tomar en cuenta al momento de elegir los elementos para definir el negocio es involucrarnos de lleno con la idea principal que es el cumplimiento de los objetivos  y hacer una mezcla de todas las ideas principales que se encuentran alrededor del entorno.
     Y hablando del entorno, entonces ya sabiendo hacia quienes nos enfocaremos y a quienes no, que venderemos y que no, que necesidades serán satisfechas y cuáles no, entonces será más fácil para nosotros saber definir nuestro negocio.
     Muchas veces la ayuda puede ser relativa, el tener conocimiento de específico puede dejarnos anclados y no se puede cumplir con el objetivo inicial, que es dar el concepto correcto de lo que hacemos como empresa y que elaboramos. Son tantas cosas que se deben evaluar antes de plasmar el nombre de un negocio, aunque pareciera sencillo, en lo personal, al elaborar mi proyecto de Armando el Puzzle, pude contemplar tantas cosas como por ejemplo medir y conocer mi entorno, tanto externo como cercano. Es increíble saber cómo no nos damos cuenta, que una idea por simple y sencilla que parezca puede impactar en nuestro entorno político, saber si cumplimos con los requerimientos tecnológicos, si lo que hagamos o digamos no afecte el entorno ecológico.
     De cierta manera es complicado conocer todo lo que se engloba dentro del entorno externo, sin embargo es más complicado si no se conoce nada sobre dichos temas y aun así se hagan inversiones que serán un fracaso en el futuro.




















CONCLUSIONES


-            Antes de definir un negocio es necesario conocer todo a nuestro alrededor, medir el impacto que tendrá el nombre que le demos y como lo queramos plasmar será lo más importante a determinar.

-            Si conocemos nuestros elementos clave para definir nuestro negocio, será más sencillo elaborar la premisa que contendrá el fundamento claro de nuestro negocio. Lo más importante antes de definir un negocio será contemplar todos los escenarios posibles y que nuestra definición sea estratégica.










BIBLIOGRAFÍA


  1. Articulo Gerencia de Mercadeo por Luis Eduardo Ayala Ruiz Profesor,
Ramiro arias Amaya Ingeniero de sistemas. 2011
  1. Título: La Negociación Efectiva.
Autor: Bartak, Pedro Jorge
Fecha Publicación: 2009 (Descargado del sitio e-libros UMG)
  1. Título: Análisis sobre la Gestión, Administración y Conducción de una Empresa
Autor: Mooney, Arturo
Fecha Publicación: 2009 (Descargado del sitio e-libros UMG)
  1. Título: Toma de Decisiones para Negocios (casos Prácticos, Volumen 2)
Autor: Amorós Eduardo, Díaz Diógenes, Leon Carlos.
Fecha Publicación: 2007 (Descargado del sitio e-libros UMG)
5.    Artículo  Definición de negocios por Definición De Negocios, 2009


6.    Título: Las deudas Gananciales y sus reintegros.
Autor: Bustos moreno Yolanda
Fecha de Publicación 2003, Editorial DYKINSON.

7.    Título: La Estrategia del Océano Azul
Autor: Kim Chan y Mauborgne Renee, Editorial Norma (2005).

8.    Título: Armando el Rompecabezas
Autor: Rivera Izam José, (Confederación de la Producción y del Comercio, primera edición 2005)

9.    Título: El Arte de la Negociación
Autor: Dawson Roger (Colonia Doctores MX, 4ta Edición, 2004)

10. Definición de Negocio  extraído:




















ANEXOS


ANEXO NO. 1: Elementos que definen el negocio de una empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada